I

Las personas mayores son realmente extrañas. Van tristes por la calle aunque los pájaros canten mientras saltan de árbol en árbol. Y les molesta que los niños se rían. Será que echan de menos reírse como los niños…

He aterrizado en un lugar precioso, lleno de universos diferentes por los que viajar. Lo llaman librería. Yo lo llamaría “sala de sueños”, porque en cada uno de aquellos libros, alguien tomó su sueño y lo encuadernó para que todos lo vieran. Es muy bonito.

Uno de los libros habla de el viaje de un personaje por los planetas del universo hasta aquí, la Tierra: “El principito”. Es un nombre gracioso. Un pequeño principio…

Los libros son como ventanas, abiertas te pueden enseñar cosas maravillosas. Los niños lo saben.

Internet me va a permitir compartir mi viaje con vosotros, amigos… Así, cuando leáis mis sueños, ya no serán tanto mis sueños, sino vuestros.  Cuando uno comparte, recibimos todos, aunque no se vea a simple vista. Lo esencial es invisible a los ojos…

Ahora, tomo mi nave espacial. ¡La aventura empieza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: