IV

La ciudad es un coche siempre en marcha. Vibra mucho, y el ruido cansa. Es comprensible, porque está hecha por personas mayores. Aunque hay lugares hechos por niños; en esos lugares si que es divertido estar.

-Me encanta ese paisaje. Es como una ventana al campo.

-¿Tienes dinero para comprarlo?

-No. Prefiero ir al campo.

Las personas mayores sueñan, pero nunca hacen lo que sueñan. Claro, si lo hicieran dejarían de ser personas mayores y se convertirían en niños.

El parque es otro lugar hecho por niños. A los niños les gustan las fuentes, los jardines, las flores, los columpios con cadenas, los toboganes en la arena…

-¿Puedes darme dinero? -me decía una persona mayor.

-No. Puedo darte un abrazo.

Nos abrazamos. Hay muchas maneras de dar.

Las personas mayores desean demasiadas cosas porque creen que les hará feliz conseguirlas. No ven que pueden ser felices en cualquier momento y en cualquier lugar. Claro, si lo vieran no serían personas mayores, serían niños.

Afortunadamente, hay muchos más niños que personas mayores.

Es divertido pasear por los lugares que han inventado los niños. Es como navegar por un mar de papel.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: