V

Saltar de planeta en planeta es divertido. Nunca sabes con lo que te vas a encontrar en el siguiente planeta. Por eso es tan divertido. Si uno conociera que en el siguiente planeta hay un jardín de flores no podrías gritar emocionado: “¡qué sorpresa encontrarne con tan bello jardín de flores!” Por eso es tan divertido. Cada paso es un nuevo universo.

En un planeta habitaba un juez. Era un planeta pequeño, muy lejos de cualquier otro astro.

-¡Culpable! -me gritó.

-¿Culpable de qué?

-Has pisado el suelo de este planeta, y la ley lo prohíbe. Soy implacable.

-No sabía…

-El desconocimiento de una ley no implica su desobediencia. Soy implacable.

-Pero tú también lo estás pisando.

-Pero yo soy el juez, y los jueces juzgan. Y soy implacable.

Los jueces solo se ocupan de juzgar a los demás, pero no se ven a ellos mismos. Me prometo que si vuelvo a visitarle le traeré un espejo.

-¿Y qué juzgas?

-Absolutamente todo. Protejo la ley. Soy un juez implacable.

-¿Y quién escribe la ley?

-Yo mismo. Además de ejecutor soy legislador… ¡Culpable!

-¿De qué?

-De hacer tres preguntas seguidas. Está prohibido. “¿De qué?” ha sido la tercera…

-Adiós.

-¡Espera! Aún no tienes tu condena… Déjame pensarla… ¡Te condeno a irte! ¡No, espera! ¡Te condeno a hacerme compañía…!

Un juez no tiene muchos amigos. La comprensión hace más amigos que los juicios. Por eso los niños no juzgan, porque quieren más amigos para jugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: